Afirmamos la Carta Magna Cristiana lo cual describe los   siguientes    derechos básicos como implícitos en el Evangelio.

Todos en la Tierra tienen derecho de:

  • Escuchar y entender el Evangelio de Jesucristo.
  • Tener una Biblia disponible en su propio idioma
  • Tener un grupo cristiano disponible y cerca, para poder reunirse regularmente cada semana y para tener enseñanzas bíblicas y alabanza con otros en el cuerpo de Cristo.
  • Tener una educación cristiana disponible para sus hijos.
  • Tener las necesidades básicas en la vida: comida, agua, ropa, techo y asistencia médica.
  • Tener una vida de realización espiritualmente, mentalmente, socialmente, emocionalmente y físicamente.

Nos comprometemos, por la gracia de Dios, a cumplir este pacto y a vivir por su Gloria.