Crisis sanitaria afuera y dentro de casa

En estos tiempos de crisis sanitaria,¿necesitas consejería u oración?, Jucum Salta está brindando consejería familiar de manera virtual.

El aislamiento social obligatorio lejos de tratarse de un tiempo de ocio, vacaciones en casas e incluso una tarde de lluvia acompañada de un libro y una tasa de café, se ha vuelto para muchos la peor tortura de su vida. La crisis sanitaria no solo se encuentra fuera de casa sino dentro del seno familiar, dónde se ha vuelto casi imposible escapar a la crisis de violencia física, verbal y emocional.

Mientras la cifra de infectados por el COVID-19 se visibiliza topando la agenda mediática, se tornan invisibles los asuntos de violencia familiar, mientras se grita el número de muertos por coronavirus en el mundo, las víctimas de agresión y abuso permanecen en silencio.

Los factores que desencadenan a estas reacciones van desde un sin fin de discusiones por la disminución de ingresos económicos a causa de la cuarentena, los pocos recursos con los que se cuentan, la angustia de no tener para alimentar a los hijos, la mala convivencia familiar y entre lo más trágico la presencia del o de los abusadores en casa.

El stress, la depresión, la frustración, el miedo al futuro, el pánico y la paranoia son manifestaciones emocionales que en tiempo de coronavirus poco se habla, no por ello dejan de ser importante al cuidado de la salud integral de quién lo padece.

En respuesta a esta realidad social Juventud con Una Misión Salta (Jucum – Salta) ha abierto sus líneas virtuales, para brindar consejería familiar, sin infringir el protocolo del aislamiento obligatorio. Para contactar a un consejero en su página oficial www.jucumsalta.com se encuentran publicada las líneas de contacto acompañadas del lema “En estos tiempos de crisis sanitaria, ¿necesitas consejería u oración?”. Creemos que hay una esperanza mayor que quiere habitar en nuestros hogares, “si necesitas hablar estamos para escucharte” expresa Onesime Betsin, pastor y coordinador de la tarea.

Deja un comentario